fbpx

Qué pasaría si me pongo a revisar el estado de cuenta de tus tarjetas? Podría saber claramente cuáles son tus prioridades? O tal vez, saber qué es eso que valoras y disfrutas?

Por muchos años nos hemos comido el cuento que las finanzas son difíciles y que lo nuestro no son los números. O que son aburridísimas y nuestra cabeza es creativa… Es mejor dejarle esa tarea horrible a los contadores. O incluso que la plata es mala y yo no quiero que me corrompan!

Todos estos mitos, lo único que han hecho es quitarnos el poder. El poder de decisión; de acción y el poder de pensar nuestras finanzas desde otro lugar. Ese otro lugar es el mindfulness. El Mindfulness no es más que la capacidad que tenemos todos de estar presentes! Nada de andar enrollados en el pasado o ansiosos por el futuro; sino profundamente conectados con el hoy de la forma más consciente posible. Y aquí me imagino que se estarán preguntando qué tiene que ver todo esto con las finanzas?
La respuesta corta es: TODO! Aquí abajito les echo el cuento.

Combinar Mindfulness y Finanzas o tener Mindful Finance (que es lo mismo, pero suena mejor); es entender cómo nuestras finanzas nos pueden ayudar a vivir mejor y más conectados con lo que realmente nos importa. En la vida real la cosa se ve así:

  1. Un maratonista que tenga un ahorro dentro de su presupuesto 1 maratón al año y los gastos necesarios de su entrenamiento. Que se pueda concentrar en su tiempo y su alimentación, en vez de estar pensando cómo carajo va a ser para pagar sus viajes.
  2. Un ambientalista que esté invirtiendo en energías renovables y apoyando a su
    fundación preferida, y que no tenga que estar invirtiendo en petróleo o en plásticos sólo porque su amigo, “el trader”, le ofreció un rendimiento de 8%.
  3. Que, si se nos daña la batería del auto o se nos enferma el perro, podamos sacar de
    nuestros ahorros de emergencia y no tener que estar pasando la tarjeta de crédito como si no hubiera un mañana y luego acostumbrarnos a vivir endeudados.

    De poco nos sirve tener plata en el banco si no sabemos para donde estamos remando o estar invirtiendo en el “next big thing” si no entendemos para qué. Yo les juro que sueño con un mundo donde nuestro estado de cuenta refleje exactamente nuestras prioridades; donde nadie esté angustiado por las deudas y donde entendamos que las finanzas son una herramienta que nos ayuda a vivir mejor… Siempre y cuando lo hagamos desde la consciencia.

    Pero para que mi sueño se haga realidad, el primer paso, es dejar de ser unos iletrados financieros! Y es que yo no sé ustedes, pero a mí nunca me dieron una clase de finanzas personales (y eso que soy financiera). Así que la invitación es que se queden por aquí, porque les vamos a estar compartiendo todo eso que nunca se atrevieron a preguntar o que han
    preguntado 20 veces, pero entre tanto tecnicismo, siempre quedan en las mismas.

    Me encantaría conocer sobre qué más quieren saber por aquí. Nos vemos pronto!


    Elizabeth Sánchez Ruiz